Me he dado cuenta…

 

 

 

Dejé de ser fanfarrón el día que me di cuenta que era perfecto