Feo

 

 

 

Eres tan feo que cuando naciste en vez de llorar tú, lloró el médico.