No debes vivir del futuro, porque aún no se ha escrito

 

 

 

No debes vivir del futuro, porque aún no se ha escrito. Tampoco vivas del pasado, porque lo hecho, hecho está y no hay vuelta atrás. Vive tu presente, si tienes que reír, ríe!, si tienes que llorar, llora!, sí el amor toca la puerta de tu corazón, recíbelo!. Sé el dueño de tu vida, nadie la vivirá por ti y el momento de ser feliz, te seguirá esperando