Frases de Románticas

Seleccionamos las frases románticas más votadas por los usuarios. Esperamos tus frases de amor, frases para ligar o dedicatorias especiales.

 

 

Escribir con sentimientos lo que no pueden las palabras, como el verso de tus ojos que pone en el papel de tu mirada un infinito adiós por no querer ser mi amada.

Que triste es fingir, fingir que solo es amistad, cuando yo siento por dentro que te quiero de verdad.

Cuando pensé que todo estaba resuelto en mi vida y que el amor no había encontrado, llegastes tú y me enseñastes que eso era cosa del pasado.

 

Anoche pedí a un ángel que fuese a protegerte mientras dormías.Al rato volvió y le pregunté por qué había vuelto. Un ángel no necesita que otro lo proteja, me respondió.

Aunque no sepa quererte de la forma que a tí te gustaría, siempre te querré con todo mi corazón de la mejor forma  que sepa.

Cuando oigo de ti, escucho musica celestial dentro de mi cabeza.

 

Si cada vez que pensara en ti naciera una flor, viviría en un jardín.

Vivir sin ti es estar en la oscuridad, porque tú eres la luz de mi alma.

Cuando te sientas triste y todo te haga llorar no te olvides que tienes vida y muchas metas que alcanzar, no sumerjas esas lágrimas en recuerdos que no están. Mientras el amor exista por eso debes luchar

Le gritaré al Mundo que te amo pero no te sorprendas si te lo susurro en el oído; hay una explicación, tú eres mi mundo

Es una locura odiar a todas las rosas porque una te espino. Enterrar todos tus sueños porque uno no se realizó, perder la fe en tus oraciones porque una no fue escuchada. Desistir de tus esfuerzos porque uno fracasó, condenar todas tus amistades porque una te traicionó, no creer en ningún amor porque uno te engañó, siempre existe otra oportunidad, una nueva fuerza, un nuevo amor,una nueva amistad

Las montañas son altas, los mares profundos, pero nuestro amor es lo más grande que existe en este mundo

Tres cosas haré contigo que tu conmigo no harás, quererte como te quiero, amarte como verás, serte fiel hasta la muerte, pero rogarte jamás