No dejes para mañana…

 

 

 

No dejes para mañana lo que puedas alargar indefinidamente. Y sobre todo; no dejes para mañana, las latas recién abiertas.