Dios creó el desierto para…

 

 

 

Dios creó el desierto para que el hombre pudiera sonreir al ver las palmeras.