¡Wow que piernas!

 

 

 

Eso son piernas y no las del museo del jamón