Sólo una cosa convierte…

 

 

 

Sólo una cosa convierte en imposible un sueño: el miedo a fracasar.