No subestimes a tus usuarios

 

 

 

Si piensas que los usuarios de tus programas son idiotas, sólo los idiotas usarán tus programas.