Tener el oído fino

 

 

 

Si un árbol cae en el bosque, y no hay nadie para oírlo…..-.Maestro he oído su tronco, pero no la cadena ni lavarse las manos.