Nuestra sociedad

 

 

 

Vivimos en una sociedad donde la pizza llega antes a casa que la policía