Mi sueño de oro

 

 

 

Que yo sólo pido un mono adiestrado que me traiga cerveza al sofá y lance sus heces a la gente por la calle.