Menudo chupasangre

 

 

 

Drácula no es nadie comparado con el mosquito de mi cuarto.