La verdad y la mentira

 

 

 

Decir la verdad lo puede hacer cualquiera. Para mentir solo hace falta la imaginación.