Ironías de la vida

 

 

 

Pusisteis nombres a un barco que se hundio y no al iceberg con el que chocó.