Equivocarse es humano

 

 

 

Errar es humano, pero echarle la culpa al otro es mas humano todavía