¿Raro yo?

 

 

 

Odio ser bipolar, es la cosa mas fantástica del mundo…