LLegar bien a la meta

 

 

 

La felicidad es una forma de caminar, la muerte es la meta, tú decides si corres, brincas, bailas o caminas.