La felicidad

 

 

 

Yo no sabía lo que era la verdadera felicidad hasta que me casé, y entonces, ya era muy tarde