¿Mami puedo jugar?

 

 

 

– ¿Mami, me dejas jugar con el abuelito?

– No hijo, que siempre dejas todos los huesos tirados.