El principe verde

 

 

 

Era un príncipe tan feo, que Cenicienta se fue del baile a las once y media.