Enamorarse no es malo, pero entristece

 

 

 

Enamorarse no es malo, pero entristece cuando estas dispuesto a amar y no te corresponde. Enamorarse es malo, cuando no distingues el amor por el deseo. Enamorarse es bueno, cuando los dos individuos comprenden y personifican el último de los mandamientos. “Hersson Piratoba”