Quisquillosas son

 

 

 

Pues parece que a las mujeres nos les gusta que las sorprenda abrazándola por detrás, sobre todo cuando no las conoces de nada.