Que hambre

 

 

 

No es lo mismo tener un hambre atroz, que tener un hombre atrás