No se puede luchar contra lo inevitable

 

 

 

5 minutos tapándome con la manta y me dejo el mando encima de la mesa…