Muerto y feo

 

 

 

Era tan feo, que cuando murió le tuvieron que enterrar con mortadela para que se lo comieran los gusanos.