Los cuernos

 

 

 

Si la chica o el chico al que tu amas te es infiel y estás pensando en tirarte por el balcón, recuerda: tú tienes cuernos… ¡no alas!