En una relación

 

 

 

En una relación, el hombre siempre tiene la última palabra: “- Si querida…”