¿En qué quedamos?

 

 

 

-Quiero un vestido negro, ¿lo tienes claro?

– A ver si se aclara usted señorita.