El dinero no lo compra todo

 

 

 

Puedes tener mucho dinero, pero siempre habrá algo que nunca podrás comprar… ¡¡¡un dinosaurio!!!