El dinero no da la felicidad

 

 

 

El dinero no da la felicidad pero da una sensación tan parecida, que necesita un especialista para aclarar la diferencia.