¡A sus órdenes capitán!

 

 

 

Y dijo el capitán Bloub: ‘Abordar el barco’, y les quedo precioso todo bordadito