Lo contrario del amor…

 

 

 

Lo contrario del amor no es el odio, sino la indiferencia