Frases cortas de phyllis diller

 

 

Durante los primeros doce meses de la vida de un hijo le enseñamos a andar y hablar, y durante los siguientes doce años le enseñamos a estar sentado y a callar.