Frases cortas de obra

 

 

El arte de la vida, consiste en hacer de la vida una obra de arte.

La vida es una obra bastante buena, salvo el tercer acto, el último.

La vida es una obra bastante buena, salvo el tercer acto, el último.

 

– ¡Cada vez que te veo se me pone de venas como el cuello un cantaor!

– ¡Hay qué curvas! ¡Y yo que estoi sin frenos!

– Hola. Soy un ladrón y lo primero que quiero robar es tu corazón.

– ¡Miedo te tenía que dar, si supieras donde me cuelgo la toalla y el albornoz cada vez que pienso en tu cuerpo!

– ¡Morena! ¡Qué necesitas señalización! ¡Con tantas curvas que tienes!

– Hola, e oído a tu cuerpo llamarme desde el otro lado del salón

– ¡Con ese culo te invito a cagar en mi casa!

– Señorita, si ya perdió su virginidad… ¿Me podría regalar la cajita donde venía?

– Si estás buscando el tocador de damas, no busques más… Soy yo.

– Hola, perdí mi número de teléfono, ¿me prestas el tuyo?