Frases cortas de juez

 

 

Mientras los ojos del juez estén vendados no tienes de que preocuparte, preocúpate cuando estén vendidos.

El buen juez es el que empieza a investigar por su casa.

Abogado: recuerda siempre que tú eres para el cliente y no el cliente para ti. No intentes nunca en los tribunales ser más que los jueces, pero no consientas ser menos.

 

Hay dos tipos de abogados, los que conocen la ley y los que conocen al juez.