Frases cortas de asilo

 

 

Trabajas menos que el Ratoncito Pérez en un asilo de ancianos

Dos monjas llaman a la puerta, un hombre abre y le dicen: ¿tienen algo para el asilo? y el hombre contesta: Abueloooooooooo!!!