Desagradable

 

 

 

Eres más desagradable que el escaparate de una ortopedia…