¡Peludo!

 

 

 

Tienes menos pelo que un muñeco de nieve.