Reflexión

 

 

 

Soy tan buena persona que no madrugo para que Dios ayude a otro.