Corazones con piernas

 

 

 

– Mama, mama ¿los corazones tienen piernas?
– No, ¿porqué hijo?
– Es que en la noche papa dijo: “¡abre las piernas corazón!”