Me pregunto yo alguna vez, si tus ojos tan verdes…

 

 

 

Me pregunto yo alguna vez, si tus ojos tan verdes, tan hermosos, podré verlos otra vez, me da miedo pensar, que tu melena negra se convierta en una pesadilla y me haga llorar.