Querer a una persona

 

 

 

Cuando de verdad se quiere a una persona, todo lo demás se convierte en un mero hecho del destino.