Pozo profundo

 

 

 

Del amor al odio hay un paso, pero nadie dice que en medio está el pozo de la indiferencia,  y en ese muchos caen de cabeza.