No siempre te creerán

 

 

 

Truco: cuando te llamen gilipollas di que es que estás enamorado.