No hay día más perdido…

 

 

 

No hay día más perdido que aquél en el que no hemos reído.