Personas demasiado buenas

 

 

 

Algunos son demasiado buenos para poder ser perjudicados por la adulación.