Adular a alguien

 

 

 

Adular algo o alguien es la razón de ser, es aceptar que hay alguien mejor