Una mezcla de admiración…

 

 

 

Una mezcla de admiración y compasión es la mejor receta para el cariño.