Cuando queda tiempo para aburrirse…

 

 

 

Cuando queda tiempo para aburrirse, yo procuro aburrirme, porque el aburrimiento es una forma de descanso.